El efecto invernadero y la deforestación de selvas tropicales, aceleran la extinción de nuestras vidas Los osos polares pesan ahora 25% menos que hace diez años. El deshielo creciente de su hábitat les hace más difícil cazar a sus presas. Están en la lista de animales próximos a desaparecer por los cambios climáticos derivados del recalentamiento de la Tierra. ¿Se imaginan un mundo sin osos polares, sin sus andares grasientos, su nariz de aceituna y sus crías que parecen peluches mecánicos haciéndole el comercial a algún tipo de pilas? ¿Un mundo sin osos polares y con millones de Bush, pinochetistas surtidos, perros fascistas, enemigos de las ONG, defensores de la caza humana en las prisiones como la que perpetró la inextinguible alimaña venida del Japón? Dos terceras partes de las especies animales que se dieron en la Tierra han terminado extinguidas. Pero las aboliciones de especies de hoy no tienen como causa la evolución o la inadaptación: es la bestia mayor de los mamíferos, el hombre, el que tala árboles para contrabandear maderas prohibidas, mutila a los rinocerontes por los mitos eróticos alrededor de su cuerno o extermina a más de 50 millones de tiburones por año para servir a chinos cada vez más pudientes la muy cotizada sopa de aleta de tiburón. www.roland557.com

Channel:

Related tags:

comments powered by Disqus









TerritorioScuola. Some rights reserved. Informazioni d'uso