El huracán Mitch reveló la fragilidad ambiental de Honduras, siendo el pueblo garífuna uno de los más afectados por el fenómeno meteorológico. Once años después nos encontramos más vulnerables que nunca. La deforestación y sedimentación de las cuencas hidrográficas de la costa norte pone en virtual peligro de desaparición a muchas de nuestras comunidades, que se encuentran localizadas en deltas de los ríos y en los humedales. El pueblo garífuna exige al Estado de Honduras la consulta y elaboración de una estrategia de mitigación y adaptación al cambio climático

Channel:

Related tags:

comments powered by Disqus









TerritorioScuola. Some rights reserved. Informazioni d'uso