El rector de la Universidad Distrital, Carlos Ossa, fue el único funcionario, de las universidades bogotanas en entregar el año pasado complacientemente la base de datos de todos sus estudiantes, profesores y demás trabajadores, a la Fiscalía y la policía, sin que mediara orden judicial alguna. Hoy, las denuncias sobre su administración se extienden al punto de comprometerlo directamente con los organismos de para-seguridad, al dar visto bueno a la policía para que esta ingrese libremente al campus cuando lo desee, violando así la autinomía y la soberanía del claustro. Otras denuncias apuntan a señalarlo como culpable de la deforestación que ha ocurrido en las últimas semanas en la sede de la Facultad de Ciencias y Educación, Macarena A, donde decenas de árboles fueron tumbados sin justa razón. Algunos creen que la Macarena se está parcelando para ser vendida, justo en momentos en que el Consejo Superior Universitario ha aprobado la segregación de la Facultad, para que sea trasladada a Bosa y al lote que ocupa actualmente el Matadero Distrital.

Channel:

Related tags:

comments powered by Disqus









TerritorioScuola. Some rights reserved. Informazioni d'uso